Enfermedades Desde el Punto de Vista de un Paciente

"Mi pueblo perece por falta de conocimiento; y como tú rechazaste el conocimiento, yo te rechazaré a ti de mi sacerdocio; por haber olvidado la ley de tu Dios, también yo me olvidaré de tus hijos" Oseas 4:6

CONTROL DEL ESTRÉS


images-1

Creo que todos tenemos una idea de lo que es el estrés, y algo hacemos para tenerlo en un nivel manejable. Cabe preguntar: ¿que tanto conocemos del estrés? ¿cuanto incide el estrés en el desencadenamiento de enfermedades? ¿estamos en capacidad de controlar convenientemente nuestros niveles de estrés altos?¿como puedo controlar el estrés?

Sin pretender agotar el tema aquí, ya que la complejidad del ser humano es tal, que resultaría casi imposible, entenderlo íntegramente. Sin embargo, voy a dar unos alcances desde mi experiencia personal.

Algunas veces, nos ha pasado que estamos encerrados en una rutina de la cual no podemos salir, y es como si nos encontráramos en un callejón sin salida. En el año 1998, sin saber como, acumulé una deuda con 3 entidades financieras, que empezaron a enviarme cartas notariales prejudiciales amenazando con medidas cautelares sino las cancelaba. Fueron momentos de mucha tensión, insomnio, etc., que – para no abundar en los detalles – terminó en una gastritis aguda, que iba a terminar con el problema de una forma que los bancos no esperaban.

La solución a este problema, sin pensarlo 2 veces, fue reunirme con el área legal de cada uno de los bancos, y refinanciar o amortizar según las alternativas de reducción de intereses que me ofrecieron. Lo cual tuve que aceptar, y pagar al margen de los errores y situaciones irregulares observadas. Solución financiera del caso. La solución de salud la cuento dentro de este blog, lo puede ver en mi EXPERIENCIA PERSONAL.

En otra oportunidad, en el año 2012, falto de oportunidades de trabajo, y obligado por mis responsabilidades de jefe de familia, decidí trabajar en servicio de taxi, que al cabo de unos pocos años terminó en suspensión de mi licencia de conducir. Abuso de autoridad, estrés de trabajo, y presiones económicas, las principales causas. Resultado, estrés fuera de control, que me llevó al consumo de algunos fármacos, para dormir, etc. En este caso la solución, no fue nada fácil, debo reconocer que Dios tuvo misericordia de mi persona, y me estuvo sosteniendo durante ese largo tiempo, con ayuda de la familia y hermanos de la iglesia IBC y de la misma iglesia a quienes estoy profunda y eternamente agradecido, y pude lentamente salir de ese nivel de estrés, que amenazaba con acabar conmigo, y destruir a mi familia.

¿Como pude salir de esto?

Primeramente, debo decir, que es necesario doblar rodillas delante de Dios. ¿Cuantas veces? Todas las que sea necesario. Y pedirle perdón por nuestros pecados y dirección de manera permanente. Y me fue mostrando, de a pocos el camino, aunque por largo tiempo no aparecía nada de nada. Una de las cosas que tuve que dejar, son los reality show de la TV, como Combate, una que otra novela, y emprender un intensivo proceso de REVALORIZACIÓN personal, y en este proyecto, consideré importante, conjuntamente con mucha lectura bíblica, devocionales, meditaciones y consejerías varias, empezar en este proyecto de blog de salud, sin esperar nada a cambio, basado en una de mis convicciones de que Dios no es deudor de nadie. ¿Por que creo esto? Para que lo pueda entender mejor, lo puede ver aquí . Siguiendo con mi proceso de revalorización, decidí incursionar en el campo de la enseñanza a nivel Universitario, en momentos que no lo esperaba, la verdad, en poco tiempo tuve oportunidad de iniciar la Maestría en Investigación y Docencia Universitaria, la cual acaba en Julio del 2017, y finalmente estoy cursando un curso de Naturopatía Básica, que a decir verdad es el lo que más me apasiona, y que aunque mis tiempos los tengo limitados para llevarlo, ya matriculado en el, confío en que muy pronto podré hacerlo con la intensidad y tiempo necesario, para completarlo y luego si Dios quiere luego llevar la Licenciatura en Naturopatía con el Dr. Germán Alberti de Venezuela, a quien le estoy muy agradecido también por su incondicional apoyo. También decidí escribir los blogs educateplease y providamedioambiente, los cuales espero tener el mismo éxito que el que usted está leyendo.

A modo de conclusión. Creo que la mejor forma de combatir el estrés, aparte de doblar rodillas, es SIRVIENDO a los demás sin esperar nada a cambio, y si para ello debes renunciar a “algo”, si antes no se le ocurrió, es hora de pensar en eso. Existen muchas cosas triviales, que hacemos, que nos consume tiempo y energía. Tenemos una vida corta, y el tiempo es un recurso tan valioso, que no debemos permitir que nadie ni nada nos lo ROBE.

Finalizo recomendando, primero que nada, CONFIAR SIEMPRE EN DIOS, luego nunca te des por vencido, por difícil que sea tu situación particular, luchen y sean valientes de no bajar la guardia. NO consuman ningún tipo de FÁRMACO, para combatir el estrés, en mi caso no me resultó, en lo mínimo beneficioso – creo que para nadie lo será – al contrario, empecé a tener problemas con el hígado, con el sistema nervioso, y serios problemas al miccionar. Esto acabará con usted mas rápido de lo que imagina.

Para dormir, sólo consuman manzanilla, y valeriana, en infusión. También pueden consumir DULCES SUEÑOS (CAJA), en infusión, que lo puede conseguir en algunas farmacias, o en supermercados. Nunca desesperar si la mejoría es lenta, si lo hace recurrirá a los letales fármacos INEVITABLEMENTE.

No dejen de leer temas relacionados al problema que les aqueja. No sólo de esta publicación. Hay muchas publicaciones que aquí recomiendo, pero estoy seguro que si usted mismo busca, encontrará lo que necesita.

TIPOS DE ESTRÉS

ESTRÉS RUTINARIO

Es el que llevamos o soportamos, todos los días con nuestras responsabilidades de todos los días, de trabajo, tareas en casa, con nuestros hijos, puede ubicar incluso aquí el estrés que paradójicamente nos puede generar un relajante viaje o paseo, sobre todo cuando este no se hace en pleno consenso conyugal o familiar.

ESTRÉS COYUNTURAL

La pérdida de un ser querido, un trabajo, un robo, un accidente, un incendio, una enfermedad, etc., o cualquier acontecimiento que estimamos estimamos, tiene el carácter de temporal.

Sobre el primero, teóricamente tenemos mayor grado de control, sin embargo, las presiones sociales, económicas y familiares, juegan en contra de un adecuado manejo, y ocasionalmente este estrés puede convertirse en coyuntural, incidiendo negativamente en nuestra salud, pudiendo llegar a convertirse en un tipo de estrés patológico nocivo, de no tomar adecuadas medidas de control. Tal es el caso, de los trabajos demasiado exigentes, como el de los contadores, o algunos tipos de proyectos en el sector construcción, que literalmente obligan a trabajos por encima de las 14 horas al día. No es fácil superar este tipo de estrés, es verdad, pero si agregamos, a esto un temperamento negativo, intolerante, el cual teóricamente podemos controlar, entonces, tenemos tenemos un cuadro de estrés complicado, que sumado a un estrés coyuntural, de pérdida de un familiar, de trabajo, deudas, etc., estaríamos frente a un estrés que se torna fuera de control.

En mi caso, la pérdida de mi padre en el año 1,985, de mi madre en 2,009, de trabajo en el año 2,004, después de 16 años de trabajo estable, con un sueldo que doblaba el promedio que gana un empleado como analista de logística en mi país, Perú, fueron verdaderas pruebas de como manejar mi estrés coyuntural.

Sin dejar de reconocer, el tipo de problema al que me enfrentaba, lo primero que se me venía a la mente, es una enseñanza bíblica titulada, LAS PRUEBAS CON DIOS Y SIN DIOS.

En ocasión de la pérdida de mi padre, aún no conocía esta enseñanza, y si bien es cierto tenía a mi madre dispuesta a luchar, no resultó nada fácil, siendo aún estudiante en la Universidad Católica, y estando a mitad de carrera, literalmente sentimos que el mundo de nos cayó, y fueron días realmente terribles, en donde finalmente, en contra de la voluntad de mi madre, recuerdo claramente que ella defendía afrontar la situación cueste lo que cueste, con tal de que me dedique a estudiar, y yo diciendo que ya no podemos soportar nuestra situación totalmente precaria para no entrar a detalles. Finalmente decidí trabajar, contradiciendo su voluntad, primero en cada vacaciones de la universidad, pero a tiempo completo desde mediados del año 1,986.

Fue en ocasión de la pérdida de mi trabajo en el año 2,004 y la pérdida de mi madre en el año 2,009, que habiendo previamente recibido la enseñanza LAS PRUEBAS CON DIOS Y SIN DIOS, que experimente una sensación distinta. Sin dejar de sentir, el golpe anímico en ambas situaciones, pude algo parecido a una caída desde muy alto, sobre un “colchón especial” anti golpe. Sin dejar de estar triste y dolido, por esas circunstancias, sentí que las esperanzas no estaban perdidas. Sentí que si aún estoy vivo, tengo esperanza, si gozo de buena salud, puedo superarlo, en medio del dolor y de la resignación de la pérdida que ya no podré volver a tener a ese ser querido o trabajo nunca más. Y así lo hice. Se preguntará entonces, ¿como puedo entonces enfrentar una prueba con Dios? Eso lo estaré tratando próximamente, en breve.

Espero que estos sencillos consejos le pueda servir para enfrentar, este problema que está tomando cada vez mas victimas, sin respetar títulos académicos, edad, raza, edad, sexo o religión, lo cual se hecho extensivo de manera recurrente y alarmante a quienes conducen, con resultados de accidentes trágicos y lamentables, que vemos a diario por las noticias, y al parecer nadie puede detener. Ver accidentes de tránsito.

Anuncios