Enfermedades Desde el Punto de Vista de un Paciente

"Mi pueblo perece por falta de conocimiento; y como tú rechazaste el conocimiento, yo te rechazaré a ti de mi sacerdocio; por haber olvidado la ley de tu Dios, también yo me olvidaré de tus hijos" Oseas 4:6

DESINFECTAR, DESINFLAMAR, CICATRIZAR Y SANAR DE FORMA NATURAL (TESTIMONIO)

Deja un comentario


Este testimonio es importante, porque rompe el esquema de desinfección que proponen siempre médicos, sin dar espacio a alternativas naturales. Cabe resaltar, que la madre se puso a investigar sobre productos alternativos que no tengan los efectos negativos de los productos que prescribió el doctor, los cuales son : jaquecas, inflamación, alergias, vómitos, desmayo, fiebre y somnolencia, entre otros. Aquí el testimonio:
“Cuando mi hija se cayó de las escaleras eran las 11:30 de la noche, eran tres escalones, pero del modo en que se resbaló antes de chocar la cabeza con el piso, se dio con una esquina de las escaleras y luego con el piso, no la vi caer,  estaba en la sala solo escuché el grito que me partió el corazón, mi esposa casi en el mismo momento que cayó se teletransportó y la recogió, sería su instinto materno?. Inmediatamente me quité la camisa blanca e hice presión directa sobre la herida, Génesis (mi hija de 3 años) lloraba hasta más no poder y yo sufría como si fuera el herido. Nos precipitamos a la Cruz Jiminián, la clínica más cercana a nuestro barrio en villa mella, la sala de emergencia estaba bastante ocupada a esa hora pero tranquila y silenciosa, las recepcionistas tomaban café y hablaban de política y pelota con algunos de los acompañantes, mientras que pacientes y enfermeras se apresuraban de un lado a otro. Llegamos y nos sentaron con la niña, que ya no tenía ni fuerza para llorar y me miraba con ojos cansados, mientras yo presionaba la herida. Mi esposa se veía más enferma y maltratada que la niña. Llegó el doctor con los minutos contados. Cuanto retiré la camisa, mi beba tenía una cortada de tres centímetros de largo, medio de ancho y un centímetro y medio de profundo, se podía ver la carne blanca y roja y se habría podido meter la punta de un dedo sin dificulta. El doctor tomó una jeringuilla con un producto blanco y se lo inyectó en ambos lados de la cortada, mi princesita lloró e intentó agarrarse la cortada, el doctor me pidió que le agarrara las manos para que no se hiciera daño, mientras, de forma impresionante el agujero casi  desaparecía bajó la inflamación de ambos lados de la cortada, una reacción de su cuerpo a la anestesia, el doctor le dió cuatro puntos mientras yo le sostenía los brazos con fuerza y mi esposa con lágrimas en los ojos le sostenía la cabeza, le dió dos puntos más, que sentí como si fueran cien, esperó a que mi hija se tranquilizara y nos despachó con  una receta de cuatro medicamentos, los cuales consistían de tres tipos pastillas y una crema. LIMÓN,  MIEL, ACEITE DE COCO, AJO, CEBOLLA, SÁBILA CON SAL No teníamos ninguna intención de darle ese cóctel de medicamentos así por así, de modo tal que comencé a leerme el material adicional de los medicamentos. Descubrí que uno era un anti-dolorífico y un antiinflamatorio, la crema era para cicatrizar y los otros dos medicamentos en pastillas eran para que la herida no se infectara (antibióticos), en verdad lo que más me preocupaba era la infección. Mi esposa y yo llegamos rápidamente al acuerdo que el antiinflamatorio y anti-dolorífico no se lo daríamos, pero yo de todos modos quería darle las pastillas para evitar la infección, ya que me preocupaba mucho, hasta que comencé a leer los efectos adversos y encontré que entre los medicamentos que el doctor entendía que yo le diera a mi hija, había la posibilidad que esos medicamentos le produjeran jaquecas, inflamación, alergias, vómitos, desmayo, fiebre y somnolencia, sólo por mencionar algunos. Incluso uno de los probables efectos negativos de uno de los medicamento era la posibilidad de crear infección, lo mismo que estábamos tratando de evitar. Determinamos que el beneficio era inferior al potencial negativo y por lo tanto decidimos no darle ningunos de esos medicamentos, en verdad estábamos asustados. Lo normal es que siempre te dicen los doctores, “si no le das los medicamentos, va a morir, punto”, si el medicamento está supuesto a prevenir la muerte, por ejemplo. En este caso, si no le dábamos los medicamentos estábamos asustados que [Genesis] fuera agarrar una infección, pero como leímos el material adicional, la decisión fue más fácil de tomar. Nos pusimos a leer un poco más sobre los productos que ya sabíamos que eran bueno para las infecciones, el dolor, la inflamación y para la cicatrización. La mañana siguiente comenzamos untándole aceite de coco para que estuviera limpio y libre de bacterias luego aloe vera con sal para cicatrizar, también le preparamos limón,  miel, ajo, cebolla y le dimos cuentas cucharadas ella estuviera dispuesta a tomarse al día, continuamos alternando 2 ó 3 veces al día entre: sábila, aceite de coco y miel; untado en la herida. Al tercer día la cortada estaba cerrada, como si sólo se hubiese hecho un raspón y nunca se hubiese caído. Al séptimo día cuando fuimos al doctor para retirarle los puntos, el se quedó completamente sorprendido por lo bien que se había sanado la herida y dijo que en verdad era extraordinario y casi milagroso, con la perfección que la herida había curado en tan pocos tiempo (1 semana). Le continuamos dando ese mismo tratamiento por otra semana más y untándole el aceite de coco hasta la fecha. Mi hija nunca se ha quejado de que eso le duela o molesta y al tacto es como que nunca se hubiese caído, a la vista todavía queda una pequeña manchita que creo que en unos meses ya no va estar. Ella se siente muy bien, lo único permanente que le quedó del accidente es miedo de ir al baño sola.”

Fuente: DESINFECTAR, DESINFLAMAR, CICATRIZAR Y SANAR DE FORMA NATURAL (TESTIMONIO)

SI SE IDENTIFICA CON EL TEMA PRESENTADO EN ESTE BLOG FAVOR SEGUIR Y RECOMENDAR A SUS CONTACTOS

 https://enfermedadespuntodevistadeunpaciente.wordpress.com

Anuncios

Autor: fernandoariscoa

Soy Contador Publico de Profesión, pero siempre me sentí atraído por la medicina natural desde niño. Soy apasionado en temas relacionados con la medicina alternativa, medicina celular, sanaciones de enfermedades de cáncer, propiedades de productos naturales, etc.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s